Chat
LA UAN TRAS LOS PASOS DE LOS DESAPARECIDOS
Martes, 06 Noviembre 2018 10:19

LA UAN TRAS LOS PASOS DE LOS DESAPARECIDOS

Geo

Andrés Fabián Suarez Huertas, egresado del Programa de Ingeniería Electromecánica de la Universidad Antonio Nariño, junto con los Doctores Carlos Martín Molina y Alejandra Baena, directores del proyecto y docentes de las Facultades de Ingeniería Ambiental y de Ciencias, respectivamente, implementan métodos de detección geofísica para localizar fosas comunes en Colombia, a diferentes profundidades del subsuelo (0.5m, 0.8m y 1.2m) mediante tomografía eléctrica y georradar.

Radar

Con el desarrollo de este proyecto de investigación lo que se busca es innovar en el campo forense implementando métodos geofísicos que logren identificar lugares en donde se encuentran fosas comunes, de tal manera que se puedan eliminar los métodos tradicionales e ineficientes de búsqueda como lo son la sonda metálica de acero inoxidable, el barreno y los pozos de sondeo, recurriendo siempre a la indicación de informantes acerca de una posible existencia de fosas comunes en dicho terreno y al uso de herramientas como el modelamiento espacial y estadístico descriptivo (MESP), que permite procesar información sociodemográfica y obtener áreas probables para la búsqueda de personas desaparecidas.

Con el implemento de la tomografía eléctrica y el georradar se pueden obtener perfiles del subsuelo identificando estas fosas comunes de una manera no intrusiva, sin la necesidad de hacer excavaciones con indicaciones que no son del todo seguras. Los métodos geofísicos del proyecto de la Universidad Antonio Nariño logran abarcar grandes áreas del terreno haciendo un escaneo eficiente, mayor área en menos tiempo, lo cual beneficiará principalmente a las familias que por mucho tiempo han buscado los cuerpos de sus familiares fallecidos, aportando así a la reparación de las víctimas del conflicto armado en el país. Actualmente en Colombia se registran cerca de 23.441 desapariciones forzadas y más de 80.000 desaparecidos.

La busqueda de fosas comunes a diferentes profundidades del subsuelo (0.5m, 0.8m y 1.2m) se realiza mediante tomografía eléctrica y georradar. Con la tomografía eléctrica, se inyecta electricidad al subsuelo generando perfiles en 2D y 3D, en los que se logra identificar estas fosas comunes a partir de los cambios en la resistividad, en terrenos donde el suelo ha sido alterado por causa de la remoción de la tierra y las modificaciones a causa de presencia de cuerpos u objetos enterrados. Con el georradar se envían ondas electromagnéticas al subsuelo de tal manera que se recibe una señal de respuesta cuando hay modificaciones en la constante dieléctrica generando perfiles o radargramas en 2D y 3D que evidencian las cambios en el subsuelo.

El proyecto se realiza en cooperación con la Universidad de Keele (United Kingdom) y la empresa Geosense con apoyo del investigador Miguel Saumett y la empresa Subsuelo 3D. Actualmente, se plantean otras propuestas para optimizar el protocolo de búsqueda y los sistemas de detección, así como mejorar la autonomía del sistema en campo, con el Doctor Mario Duarte, el profesor Juan Carlos Monroy y los estudiantes Ana María Parra, Duberney Rengifo y Alejandro Gutierrez de la FIMEB.

Modificado por última vez en Miércoles, 07 Noviembre 2018 09:45